Translate

martes, 6 de mayo de 2014

De Flores a Lombok en barco para ver a los dragones de Komodo

El viernes ocho de noviembre me levanté temprano, desayuné y liquidé mi cuenta en el hotel. Acto seguido me dirigí a la oficina donde contraté el crucero que, durante los próximos cuatro días y tres noches me llevaría desde Flores a Lombok.



En Labuan Bajo existen básicamente dos tipos de negocios, el buceo y los cruceros desde Flores hasta Lombok con visita incluida al parque natural de Komodo para ver a los famosísimos dragones del mismo nombre. La oferta es variada y solamente tienes que pasear por la calle principal, visitar las diferencias agencias y elegir aquella que más te guste.

Llegué a las oficinas y me reuní con el resto de compañeros de expedición. Dos parejas polacas, tres amigos italianos muy simpáticos y una pareja formada por un médico inglés y su esposa indonesia. Nos saludamos todos y una vez realizados los últimos pagos caminamos hasta el puerto en busca de nuestro barco.

video

El que sería nuestro hogar flotante para los próximos cuatro días no era el más grande de la flota amarrada, pero tenía el tamaño suficiente para que los diez turistas y los tres tripulantes disfrutáramos de unos días maravillosos navegando entre playas espectaculares, paisajes increíbles teniendo como colofón el parque natural de Komodo y sus maravillosos dragones.


Comenzamos nuestro primer día navegando hacia el parque nacional de komodo parando en las paradisiacas islas del archipiélago para poder disfrutar del buceo con tubo.



A media mañana llegamos al muelle de la isla de Rintja en el parque natural para ver los dragones de komodo. Nada más llegar al campamento base un ranger nos recibió y nos dio una pequeña explicación sobre los dragones, su comportamiento, su relación con la comunidad y las advertencias que deberíamos seguir durante el recorrido de la visita.


Como suele suceder en estas visitas éramos varios barcos haciendo la misma visita y éramos un grupo grande de turistas para ver los dragones. No obstante a la hora de hacer la visita se podía elegir entre tres diferentes recorridos: Corto, mediano y largo. Nosotros para poder ver mejor la isla y evitar caminar con otros veinte turistas más, elegimos el recorrido largo.

La primera parte de la ruta pasaba por las estancias del campo base del parque natural y, debajo de los barracones resguardándose del incipiente sol y calor del día se encontraban las grandes bestias. Era algo increíble, un grupo de 3 enormes dragones de komodo de unos tres metros descansaba plácidamente sus barrigas en la tierra mientras nos miraba con aire vigilante. La sangre me hervía por la excitación, eran maravillosos.



video



Pasamos un tiempo haciéndoles fotos antes de seguir con nuestro itinerario por el parque natural. El siguiente paso era llegar al manantial donde los ciervos y búfalos iban vigilantes a saciar su sed ya que los dragones suelen apostarse en los matorrales cercanos para atacar a su presa.


Hay que recordar que estos enormes lagartos no tienen colmillos sangrantes de veneno con el que paralizar a sus presas, sino que dentro de su boca existen más de 50 tipos de bacterias en su saliva que infectan gravemente la herida creada por el mordisco consiguiendo que, al cabo de los días, muera el animal. ¡Vamos una joyita de mascota!


Tras dar un rodeo por el pequeño manantial seguimos adentrándonos en la isla. Fue un paseo estupendo ya que estuvimos solos durante el resto de la ruta y pudimos disfrutar de los maravillosos paisajes y vistas a la bahía.





Al terminar la visita al parque volvimos al barco para navegar hasta el sur de la isla de Pulau Rinja donde estaba planeado pasar la noche. Cuando llegamos hubo tiempo para un último baño y una excelente cena a base de arroz, verdurita y pescado fresco. Pero lo mejor vino después del postre, con la puesta de sol. Con el horizonte gritando en un color anaranjado y el silencio de la bahía empezaban a despertarse los zorros voladores de la isla y cubrir el cielo en enormes bandadas que sobrevolaban nuestra cabeza. La increíble imagen en la soledad de la bahía hacía del momento algo sublime, el mejor final para un primer día de crucero.

El segundo día comenzó con la visita a la isla de Komodo para ver el segundo reducto donde viven los enormes dragones en libertad. Una nueva oportunidad para maravillarse viendo a estos increíbles lagartos.



video





Para el resto del día seguimos navegando entre maravillosas islas de pulau Banta y pulau Sangeang y con aguas cristalinas donde poder bañarnos y descansar a comer. Esta vez la noche no la pasamos fondeados sino navegando a lo largo de la isla de Bima para acercarnos a nuestro destino final en Lombok.



El día diez de noviembre llegamos a la isla de Pulau Medan. Una pequeña isla turística con un chiringuito para poder comer algo y una excelente excursión a unas cataratas en el interior de la isla. Allí disfrutamos del día y pasamos la noche antes de partir al día siguiente hacia nuestro destino final en Lombok.


En el último día navegamos durante la mañana hasta llegar a medio día al puerto de Kayangan en la isla de Lombok. Allí nos estaría esperando un hombre en un minibús que llevaría a la mayoría de los turistas a las islas guili. Pero como los polacos y yo, que teníamos la idea de ir al sur de la isla a disfrutar de las playas de kuta, tuvimos que bajarnos a mitad de camino y coger dos camionetas locales hasta que llegamos a nuestro destino final.

Nada más poner el pie en el cruce de carreteras principal de Kuta me sentí como en casa. Conocía todos los restaurantes, bares, y guest houses. El ambiente en esa pequeña ciudad era genial y además kuta Lomok había sido el sitio donde tendría que esperar a mi gran amigo Raúl y su mujer Ally para disfrutar juntos de sus fantásticas playas. Pero eso será parte de mi siguiente post.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu blog! Este verano voy a indonesia y por supuesto haré este tour, al igual que tu saldre de flores rumbo lombok. Los tours salen a diario? Muchas gracias y felicidades por tu blog!

    ResponderEliminar