Translate

viernes, 5 de julio de 2013

Bago unas pagodas increíbles y un hotel espectacular

Esta mañana he salido de Kinpun a sobre las ocho en el primer pick up que iba hacia kyaiktiyo. Una vez allí, cambio de pick up y una nueva camioneta esta vez en dirección a Bago. 




El viaje ha sido algo espectacular, siempre rodeado de gente local he pasado cuatro largas horas de lo más entretenido. Primero viendo como éramos capaces de apretarnos veinte personas en un espacio no mayor que el de una caja de zapatos. Luego intentando practicar mi birmano con la gente de la furgoneta cada vez que me preguntaban por mis ojos o yo les intentaba preguntar a ellos por sus vidas. Además los paisajes eran realmente increíbles. Lo bueno de viajar en época de lluvias es que los verdes de los campos se vuelven de un intenso casi cegador. Con lo cual si mezclas esas tonalidades con campos y campos de arrozales y gente arándolos con sus bueyes de agua da como resultado imágenes espectaculares. Quien dijo que viajar en época de lluvias no es recomendable es porque nunca ha visto estos campos arroz.



video



En una de las paradas en la que ya mi culo no podía aguantar más. Decidí salir a dar una vuelta y visitar un pequeño mercadillo de la zona. No os perdáis el vídeo que no tiene desperdicio sobretodo el puesto de la carne.


video

El pueblo de Bago no tiene mucho, no es más que una carretera congestionada por la que circulan miles de camiones y coches que vienen y van de Mandalay a Yangon. Pero por sus alrededores se encuentran muchos templos y pagodas interesantes de visitar tranquilamente.

Llegué sobre las doce una de la tarde a Bago y decidí ir directamente al San Francisco hotel que me habían recomendado la pareja de holandeses que conocí en la roca dorada y que ya habían estado aquí. Me comentaron que ellos no durmieron en el hotel pero que se acercaron y les trataron muy bien y les dieron toda la información de cómo moverse por los diferentes templos sin tener que pagar un duro.

Cuando llegué pregunté por una habitación pero las baratas estaban ya cogidas y me temía lo peor. Pregunté por el siguiente precio y después de regatear conseguí una habitación doble por 8,000mmy. El precio era más elevado y teniendo en cuenta que no había visto ninguna otra opción quizás me precipité un poco. Pero ni mucho menos fue un error, resulta que las dos mujeres que regentan el hotel Ei y Thuzar han sido lo más cariñoso y encantador que he conocido. No solamente me han invitado a comer y cenar, sino que me han tratado como si fuera un hijo. Pendientes de mí en todo momento. Y la habitación es la mejor que he tenido con creces en la última semana. Realmente aconsejo a cualquiera que venga a Bago que se quede en este hotel porque merece la pena.




Después de descansar y comer como un rey he cogido mis cosas y me he marchado  a visitar el templo de la serpiente y la pagoda Deshwemawdaw Paya que dicen que es tan alta como a propia Shwedagon Paya de Yangon. Pero adivinar a quien me he encontrado por el camino…si señor a Emili y Alba que además están alojados en mi mismo hotel.






video






Después de pasar toda la tarde visitando los templos y paseando por las calles de Bago me he regresado a disfrutar de mi hotel. Y digo disfrutar porque la verdad es que me he sentido como en familia. Mientras me he puesto a actualizar el post he estado hablando con Ei y con Thuzar. Luego me han dado de cenar me han enseñado como se hace el maquillaje típico de Myanmar e incluso me han maquillado. Además shweahr que es un chico sordomudo increíblemente majo  que vive y trabaja en el hotel me ha dado un masaje. En fin mejor que un hotel cinco estrellas.


video


video




Esta mañana me he levantado tempranito y me he pasado por el mercado para comprarles unas flores a las dos chicas de la casa y de paso desayunar en una cafetería local. Menudo ambiente tan increíble.


video


Luego me he cogido una bici en la guest house y me he recorrido los pocos templos que me quedaban por visitar. Las cuatro estatuas de buda del Pun Paya. Construida en 1476 por el rey Dhammazedi contiene cuatro budas sedentes de 30 m de alto colocados espalda con espalda alrededor de un pilar cuadrado.  Y posteriormente me he acercado al buda tumbado Shwethalyaung Paya de 55 m. de longitud y 16 m. mide 9 m. más que el buda yacente de Wat Pho (Bangkok), pero es 19 m. más corto que el buda de Dawei que había visto unos días antes. No obstante este me pareció mucho más bonito.
















Como el día ha sido típico de la época de lluvias he tenido que parar cada dos por tres a buscar techo para no llegar empapado. Lo bueno que tiene eso es que en cada sitio encontraba gente con la que hablar, ya fuera un niño monje que se puso a meditar a mi lado o un grupo de astrólogos que me enseñaron un montón de palabras en birmano.




Una vez terminada la vuelta he regresado al hotel para terminar de escribir el post, actualizar mi blog, comer y esperar al autobús que me llevará esta noche a la ciudad de Kalaw desde donde pretendo hacer un trekking de 3 días hasta el lago Ilie. Pero eso será parte de mi próximo post.

2 comentarios:

  1. Gracias por el guiño del vídeo, me he emocionado. La verdad es que nos molaría acompañarte y zamparnos juntos esos churros contigo. Sigue cuidándote y cuidando el Post, que así sabemos de ti. Te añoramos. TQ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada campeón es un placer llevaros por donde voy y no dudes que seguiré acordándome de vosotros.
      Un abrazo bien fuerte y besos para mamen y paula

      Eliminar